RECETA SOLOMILLO DE CERDO AL AJILLO, TODO UN CLáSICO DE LA COCINA ESPAñOLA

¡Bienvenidos a nuestra guía definitiva para preparar una deliciosa receta de solomillo de cerdo al ajillo en tan solo 15 minutos! Si eres amante de la buena comida pero siempre estás corto de tiempo, este artículo es para ti. Aprenderás cómo transformar un simple solomillo de cerdo en un plato gourmet con ingredientes sencillos y pasos rápidos. ¡No te pierdas esta oportunidad de impresionar a tus invitados o disfrutar de una cena exquisita en un abrir y cerrar de ojos! Sigue leyendo para descubrir todos los secretos de esta receta rápida y sabrosa.

Receta de solomillo de cerdo al ajillo con patatas fritas

Hoy os traigo una receta con cerdo buena, fácil y barata, ideal para el día a día en casa. Con unos pocos ingredientes y en unos minutos, tendremos listo un plato que suele tener mucho éxito. La clave es que compréis un buen solomillo de cerdo, ya sea ibérico o no, y unas patatas de calidad para la guarnición. Cómo vamos a freírlas, os recomiendo la variedad Agria, que aguanta bien la temperatura de fritura y resulta crujiente y sabrosa.

La elaboración «al ajillo» es muy típica de la cocina española, donde podemos encontrar un buen número de recetas utilizando algo tan nuestro como el ajo. El hecho de que usemos bastante ajo no significa que el plato tenga un sabor intenso a este ingrediente. Siempre quitaremos la vaina central de los dientes de ajo, que es lo que realmente da ese sabor fuerte e intenso. La salsa resultante tendrá un ligero toque pero delicioso, combinando muy bien con el solomillo.

Presentación:

Sirve los medallones de solomillo al ajillo acompañados de las patatas fritas. Decora con un poco más de perejil fresco si lo deseas. Este plato es perfecto para una comida rápida y sabrosa, ideal para compartir con la familia o amigos. ¡Buen provecho!

Los platos con solomillo son siempre un valor seguro. Esta carne, tierna, jugosa y encima bastante económica, se ha ganado un lugar destacado en la cocina de muchos hogares. Como verás en la preparación de la receta, es muy fácil cocinar esta carne, y en el blog ya contamos con varias opciones deliciosas que os encantarán.

Beneficios del solomillo de cerdo

El solomillo de cerdo es una carne magra que se caracteriza por su sabor suave y su textura tierna. Es una opción excelente para quienes buscan un plato principal que sea a la vez sofisticado y fácil de preparar. Además, el solomillo de cerdo es una fuente rica en proteínas y nutrientes esenciales, lo que lo convierte en una opción saludable para tus comidas diarias.

Recetas populares con solomillo

En nuestro blog, tenemos varias recetas que destacan la versatilidad del solomillo de cerdo. Aquí te presentamos algunas de nuestras favoritas:

  1. Solomillo de cerdo con salsa de uvas: esta receta combina la ternura del solomillo con la dulzura de las uvas, creando un contraste de sabores que sorprende y deleita. La salsa de uvas añade un toque festivo y sofisticado a un plato que es fácil de preparar y perfecto para ocasiones especiales.
  2. Solomillo de cerdo con salsa de queso: si eres amante del queso, esta receta es para ti. El solomillo se baña en una cremosa salsa de queso, logrando un plato reconfortante y lleno de sabor. Ideal para una cena acogedora o para impresionar a tus invitados.
  3. Solomillo de cerdo a la pimienta: la combinación clásica de solomillo con una salsa de pimienta no puede faltar en tu repertorio. Esta receta resalta el sabor natural de la carne, añadiendo un toque picante y aromático que eleva el plato a otro nivel.
  4. Solomillo Wellington: para aquellos que buscan un desafío culinario y un plato digno de una celebración, el solomillo Wellington es la elección perfecta. Envuelto en hojaldre y relleno de una mezcla de setas y foie gras, este plato es el epítome de la elegancia y el sabor.

Consejos para cocinar el solomillo de cerdo

  • Compra de calidad: asegúrate de comprar un solomillo fresco y de buena calidad. Un buen corte de carne hará la diferencia en el resultado final.
  • Técnicas de cocción: no cocines demasiado el solomillo para evitar que se seque. Un punto de cocción ideal es ligeramente rosado en el centro, lo que garantiza una textura jugosa.
  • Marinados y Salsas: Experimenta con diferentes marinados y salsas para realzar el sabor de la carne. Desde salsas frutales hasta opciones cremosas, las posibilidades son infinitas.

Un ingrediente muy versátil

El solomillo es una opción versátil, deliciosa y económica que puede transformarse en un plato estrella con facilidad. Ya sea que optes por una receta sencilla o te animes con algo más elaborado, esta carne siempre será un acierto en tu cocina. ¡Anímate a probar alguna de nuestras recetas y sorprende a todos con tu habilidad culinaria!

Explora estas y otras recetas en nuestro blog para descubrir nuevas formas de disfrutar del solomillo. ¡Buen provecho!

Solomillo de cerdo con patatas: una receta fácil y deliciosa

El solomillo es una de las carnes más versátiles y sabrosas que podemos encontrar en el mercado. Hoy te traemos una receta fácil y deliciosa que combina esta tierna carne con unas crujientes patatas, todo aderezado con ajo y perejil fresco. Con ingredientes simples y un proceso de cocción sencillo, podrás disfrutar de un plato que encantará a toda la familia. Aquí te explicamos cómo prepararlo.

Ingredientes

  • 1 solomillo de cerdo (700/800 g.)
  • 1 kg de patatas
  • 4 dientes de ajo
  • 25 ml de vinagre de vino blanco
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta negra (al gusto de cada casa)
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. Preparación de las Patatas:
  2. Pela las patatas y córtalas en rodajas gruesas o en gajos, según tu preferencia.
  3. En una sartén grande, calienta abundante aceite de oliva virgen extra a fuego medio-alto.
  4. Fríe las patatas hasta que estén doradas y crujientes. Retíralas y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Sazónalas con sal al gusto.
  5. Preparación del Solomillo:
  6. Limpia el solomillo de cerdo, eliminando cualquier exceso de grasa o tendones. Corta el solomillo en medallones de unos 2-3 cm de grosor.
  7. Pela los dientes de ajo y retira la vaina central para suavizar el sabor. Pícalos finamente.
  8. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva virgen extra a fuego medio. Añade los ajos picados y sofríelos hasta que estén dorados pero sin quemarse.
  9. Añade los medallones de solomillo a la sartén. Cocina cada lado durante 3-4 minutos, o hasta que estén dorados y cocidos por dentro. Sazona con sal y pimienta negra al gusto mientras se cocinan.
  10. Una vez que los medallones estén dorados, agrega los 25 ml de vinagre de vino blanco a la sartén. Cocina por un par de minutos más para que el solomillo absorba el sabor del vinagre y el ajo.
  11. Toque Final:
  12. Pica el perejil fresco finamente.
  13. Retira los medallones de solomillo del fuego y espolvorea con el perejil fresco picado.

Presentación

Sirve los medallones de solomillo de cerdo acompañados de las patatas fritas. Decora con un poco más de perejil fresco si lo deseas. Este plato es perfecto para una comida rápida y sabrosa, ideal para compartir con la familia o amigos.

Consejos adicionales

  • Variedad de patatas: para obtener unas patatas fritas perfectas, te recomendamos usar la variedad Agria, que aguanta bien la temperatura de fritura y resulta crujiente y sabrosa.
  • Vinagre de calidad: utiliza un buen vinagre de vino blanco para dar un toque especial al solomillo. La calidad del vinagre influirá en el sabor final del plato.
  • Personaliza el Sabor: Ajusta la cantidad de ajo y perejil según tu preferencia. Si prefieres un sabor más suave, puedes reducir la cantidad de ajo o dejarlo entero para retirarlo después de la cocción.

Un plato con gran sabor

Esta receta de solomillo de cerdo con patatas es una opción deliciosa y accesible para cualquier ocasión. Con ingredientes sencillos y un proceso de cocción fácil, puedes preparar un plato que sorprenderá a todos en la mesa. ¡Anímate a probar esta receta y disfruta de una comida llena de sabor y tradición!

Explora otras recetas en nuestro blog para descubrir nuevas formas de disfrutar del solomillo de cerdo y otros ingredientes frescos. ¡Buen provecho!

¿Cómo preparar patatas fritas perfectas y solomillo de cerdo al ajillo?

Preparación de las patatas fritas

Las patatas fritas son el acompañamiento ideal para muchos platos, y conseguir que queden perfectas es más fácil de lo que parece. Sigue estos pasos para lograr unas patatas fritas doradas y crujientes:

  1. Pelar y Cortar:
    • Comienza pelando las patatas. Luego, córtalas en bastones de tamaño similar para asegurar una cocción uniforme. Este es el corte clásico que todos conocemos y amamos.
  2. Lavar y Secar:
    • Pasa las patatas cortadas por agua fría para eliminar el exceso de almidón. Esto ayudará a que queden más crujientes al freírlas. Luego, sécalas bien con un paño limpio para evitar que el agua restante cause salpicaduras en el aceite caliente.
  3. Freír:
    • Calienta abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén a fuego medio-alto. Una vez caliente, fríe las patatas en tandas para evitar que el aceite pierda temperatura. Cocina hasta que estén doradas y crujientes.
    • Retira las patatas del aceite y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Sazona con sal al gusto mientras aún están calientes.

Emplatado

  • Montar el Plato: en una fuente, coloca una base de patatas fritas recién saladas. Sobre ellas, distribuye los medallones de solomillo de cerdo. Vierte la salsa de ajo y vinagre uniformemente sobre la carne y las patatas.
  • Decoración: como toque final, decora con un poco más de perejil fresco picado para darle color y frescura al plato.

Consejos para un solomillo al ajillo de rechupete

El solomillo de cerdo es una pieza de carne muy jugosa y versátil, ideal para preparar platos deliciosos y sorprendentes. Con un simple marcado en la sartén ya podríamos disfrutarlo en la mesa, pero esta vez lo hemos cocinado con una deliciosa salsa “al ajillo”, que incorpora los jugos que suelta la carne, dándole un sabor irresistible. Aquí te compartimos algunos consejos para que tu solomillo al ajillo sea de rechupete.

1. El punto perfecto de cocción. Para que el solomillo de cerdo quede tierno y jugoso, es crucial no sobrecocinarlo. Un simple marcado en la sartén a fuego alto, vuelta y vuelta, es suficiente para sellar los jugos dentro de la carne. El interior debe quedar ligeramente rosado para asegurar su jugosidad.

2. Salsa “al ajillo” con un toque especial. La salsa “al ajillo” es el alma de este plato. Aquí te damos algunas ideas para hacerla aún más deliciosa:

  • Incorporar Nata o Queso: Una variante de la receta es añadir un poco de nata o queso a la salsa en los últimos 5 minutos de cocción. Esto le dará una textura cremosa y un sabor más profundo, ideal para aquellos que disfrutan de salsas ricas y reconfortantes.
  • Añadir Setas: Un mix de setas es un excelente complemento para esta salsa. Añádelas junto con los ajos y deja que se cocinen lentamente para que absorban todos los sabores.

3. Variar la guarnición

La guarnición puede hacer que tu plato sea aún más interesante y completo. Aquí tienes algunas opciones que combinan perfectamente con el solomillo al ajillo:

  • Arroz blanco o quinoa: estos acompañamientos son perfectos para absorber la deliciosa salsa “al ajillo” y agregar una textura diferente al plato.
  • Puré de patatas: un puré suave y cremoso es el complemento perfecto para la jugosidad del solomillo.
  • Verduras asadas: unas verduras asadas al horno, como zanahorias, pimientos y calabacín, añaden color y nutrientes al plato.
  • Setas sazonadas: si decides no añadirlas a la salsa, puedes servirlas como guarnición para aportar un sabor terroso y umami al plato.

4. Consejos adicionales

  • Usa ajo fresco: el ajo fresco aporta un sabor más intenso y auténtico a la salsa. Pícalo finamente para que se distribuya uniformemente y no se queme.
  • Deglasa la sartén: después de dorar el solomillo, deglasa la sartén con un poco de vino blanco o caldo para recoger todos los sabores que se han quedado pegados en el fondo. Esto enriquecerá la salsa y añadirá profundidad al plato.
  • Perejil fresco: el perejil fresco picado no solo aporta color, sino también un toque de frescura que equilibra la intensidad del ajo en la salsa.

El resultado te dejará encantado

Preparar un solomillo al ajillo de rechupete es más fácil de lo que parece si sigues estos consejos. Ya sea que decidas mantenerlo simple o añadir un toque cremoso con nata o queso, este plato siempre será un éxito en la mesa. No dudes en experimentar con diferentes guarniciones y complementos para crear tu versión perfecta de esta receta clásica. ¡Buen provecho!

La entrada Receta solomillo de cerdo al ajillo, todo un clásico de la cocina española aparece primero en Merca2.es.

2024-06-28T04:13:55Z dg43tfdfdgfd