¡ESTáN BUENíSIMOS! CALABACINES GRATINADOS AL ESTILO TRADICIONAL

Los calabacines gratinados son, como las berenjenas rebozadas o los calabacines rellenos, un plato delicioso y versátil que combina la suavidad de los calabacines con la cremosidad del queso gratinado.

Este plato es una excelente opción para aquellos que buscan una comida reconfortante y saludable al mismo tiempo. En esta extensa descripción, exploraremos en detalle la preparación de los calabacines gratinados, sus ingredientes, variaciones, su valor nutricional y consejos para servirlos.

[netxpage]

Ingredientes para los calabacines gratinados

La preparación de calabacines gratinados es relativamente sencilla, y los ingredientes suelen ser fáciles de encontrar en la mayoría de las cocinas. Aquí están los ingredientes básicos:

  • 4 calabacines medianos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de ajo picado
  • 1/2 cebolla picada
  • 1/2 taza de queso rallado (puede ser queso Gruyere, Emmental, Cheddar o cualquier queso de tu elección)
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • Sal y pimienta al gusto

[/netxpage][netxpage]

Instrucciones para la preparación de los calabacines

  1. Precalienta el horno a 200°C (392°F).
  2. Lava los calabacines y córtalos en rodajas finas. No es necesario pelarlos, ya que la piel de los calabacines es comestible y aporta textura al plato.
  3. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Añade el ajo picado y la cebolla picada y saltea hasta que estén dorados y fragantes.
  4. Agrega las rodajas de calabacín a la sartén y cocínalas hasta que estén tiernas y ligeramente doradas, revolviendo ocasionalmente. Esto tomará unos 10-15 minutos.
  5. Mientras los calabacines se cocinan, en un tazón aparte, mezcla el queso rallado, el pan rallado, la mantequilla derretida y sazona con sal y pimienta al gusto. La mezcla debe quedar uniforme.
  6. En una fuente para horno, coloca una capa de calabacines cocidos. Espolvorea una porción de la mezcla de queso y pan rallado sobre los calabacines.
  7. Repite el proceso, creando capas alternas de calabacines y la mezcla de queso y pan rallado, hasta que se agoten los ingredientes. Asegúrate de que la última capa sea de la mezcla de queso y pan rallado.
  8. Hornea en el horno precalentado durante 20-25 minutos o hasta que la parte superior esté dorada y crujiente.
  9. Una vez que los calabacines gratinados estén listos, retira del horno y déjalos reposar durante unos minutos antes de servir.

[/netxpage][netxpage]

Variaciones y adiciones

Los calabacines gratinados son una base perfecta para añadir ingredientes adicionales y personalizar el plato según tus preferencias. Aquí tienes algunas ideas:

  1. Pollo o Jamón: Puedes agregar trozos de pollo cocido o jamón entre las capas de calabacines para un toque de proteína adicional.
  2. Hierbas Frescas: Agrega hierbas frescas como albahaca, tomillo o perejil picado a la mezcla de queso y pan rallado para darle un sabor fresco.
  3. Champiñones: Saltea champiñones rebanados junto con los calabacines para una mezcla de sabores y texturas.
  4. Tomates Cherry: Agrega tomates cherry cortados por la mitad para un toque de frescura y color.
  5. Bacon: Incorpora tiras de bacon crujiente entre las capas de calabacines para un sabor ahumado.
  6. Nuez Moscada: Agrega una pizca de nuez moscada rallada a la mezcla de queso y pan rallado para un toque aromático.

[/netxpage][netxpage]

Valor Nutricional

Los calabacines gratinados son una opción saludable y equilibrada, ya que los calabacines son una excelente fuente de fibra, vitaminas y minerales, mientras que el queso proporciona proteínas y calcio. Aquí hay un resumen del valor nutricional aproximado por porción (1/4 de la receta):

  • Calorías: 220-250 kcal
  • Proteína: 8-10 g
  • Grasa: 12-15 g
  • Carbohidratos: 20-25 g
  • Fibra: 3-4 g
  • Calcio: 150-200 mg

La cantidad de calorías y nutrientes puede variar según los ingredientes y las adiciones que elijas. Si estás buscando una opción más ligera, puedes reducir la cantidad de queso o usar una alternativa baja en grasa.

[/netxpage][netxpage]

Consejos para servir los calabacines gratinados

Los calabacines gratinados son un plato versátil que se puede disfrutar de varias maneras. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo servirlos:

  1. Plato Principal: Los calabacines gratinados pueden ser el plato principal de una comida ligera. Acompáñalos con una ensalada fresca o un poco de arroz para una comida equilibrada.
  2. Aperitivo o Guarnición: Si prefieres servirlos como aperitivo o guarnición, córtalos en porciones más pequeñas y sírvelos junto a otras delicias.
  3. Acompañamiento para Carnes: Los calabacines gratinados también pueden ser una excelente guarnición para carnes a la parrilla o asadas, como pollo, cerdo o pavo.
  4. Ensaladas: Agrega rodajas de calabacín gratinado a ensaladas verdes para darles un toque de sabor y textura.
  5. Salsas: Puedes servirlos con una salsa de tomate casera o una vinagreta de hierbas para un toque adicional de sabor.

En resumen, los calabacines gratinados son un plato delicioso que combina la frescura de los calabacines con la riqueza del queso gratinado. Son versátiles y se pueden personalizar con ingredientes adicionales según tus preferencias. Además, son una opción saludable con un buen valor nutricional. Ya sea como plato principal o como acompañamiento, los calabacines gratinados son una deliciosa adición a cualquier comida.

[/netxpage]

La entrada ¡Están buenísimos! Calabacines gratinados al estilo tradicional aparece primero en Moncloa.

2023-11-12T05:23:13Z dg43tfdfdgfd